MENÚ

Amaestramientos (I). Los 4 tipos principales de amaestramientos

7 febrero 2018

amaestramientos de cilindros para puertas

Quizá en alguna ocasión haya visto a algún conocido abrir la puerta de su casa con la misma llave con la que abre la del portal. ¿Magia? No, en absoluto. Tampoco se trata de un sistema cómodo pero que comprometa la seguridad de sus cerraduras. Nada de eso. Simplemente ha sido testigo de cómo funciona una llave amaestrada.

En este post vamos a abrir el primero de una serie de capítulos que dedicaremos en el blog a los amaestramientos de cerraduras y llaves. Esta primera entrada servirá para que distingamos los 4 tipos principales de planes de amaestramiento que existen, empezando por la jerarquización más simple hasta alcanzar los sistemas más complejos.

Antes de entrar en materia, recordemos que un amaestramiento se define como la creación de un sistema jerarquizado de accesos en un edificio o instalación. Las cerraduras y las llaves de este organigrama se personalizan de acuerdo a un plan de amaestramiento, que determina una o varias llaves capaces de abrir todas las cerraduras del sistema, llamadas maestras. El resto de llaves podrán abrir las cerraduras de su mismo nivel de acceso e inferiores y habrá otras únicamente habilitadas para funcionar en una cerradura individual.

1. Amaestramiento sencillo

amaestramiento sencillo

Un amaestramiento sencillo consiste en que varias puertas pueden ser abiertas por cada usuario con su llave correspondiente, y además, por una llave maestra que abre todas las puertas. Podemos ver este tipo de amaestramientos habitualmente en oficinas y pequeñas empresas.

2. Amaestramiento de portal sencillo
Es un amaestramiento típico de comunidades de vecinos. Cada usuario tiene acceso con su llave a las puertas comunes permitidas. Se podrán integrar, en caso deseado, los cilindros de la vivienda, el trastero, etc.

3. Amaestramiento de portal con zonas mancomunadas

amaestramiento de portal

Este tipo de organigrama implica a varios portales que comparten zonas comunes. Cada vecino, con una sola llave podrá abrir la puerta del portal, la de su vivienda y la de áreas mancomunadas como los garajes, jardines, etc.

4. Gran amaestramiento

gran amaestramiento

En este tipo de amaestramiento, dos o más grupos de usuarios pueden tener llaves que abren sus puertas y, además, llaves maestras que abren el resto de puertas de su grupo. En un nivel superior, existe una llave, llamada “gran maestra”, con la que se puede abrir todas las puertas del edificio. Es un amaestramiento muy habitual en centros de trabajo, colegios, hospitales, etc.

En próximos posts del blog hablaremos de cómo se realizan los planes de amaestramiento, también llamados planes de cierre, y cómo se preparan técnicamente los cilindros, candados, cerrojos y sus llaves para funcionar bajo ese esquema jerárquico.

En este sentido, cabe recordar que IFAM ofrece un completo servicio de amaestramiento en sus productos. Asimismo, presta todo el apoyo necesario a los profesionales de la cerrajería y ferretería para que estos atiendan a sus clientes cuando les solicitan productos amaestrados.facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail



Post relacionados

Post relacionados

Comentar